UBER: nueva promesa del capitalismo “Ser tu propio jefe”

uberEn una nevada tarde de París en 2008, Travis Kalanick y Garrett Camp tuvieron problemas para conseguir un taxi. Por ello se les ocurrió una idea simple: tocar un botón para conseguir un viaje y con ello la oportunidad de crear UBER, la compañía que del 2009 al 2016 pasó a valer más de 50,000 millones de dólares, de los cuales, como ocurre en cualquier compañía transnacional en el capitalismo, NO DIVIDE SUS UTILIDADES ENTRE SUS TRABAJADORES, sino entre sus inversionistas quienes sin duda no son los choferes.

Desde sus inicios esta compañía presentó problemas fuertes y una declaración directa de guerra con el gremio de taxistas establecidos quienes, además de ser “la ruletiada” el único medio de sustento para sus familias, realizaban un importante inversión para esta actividad debida los costosos permisos que tenían que pagar al Estado para poder trabajar libremente. A esto se sumaba el costo de sus coches sin contar el mantenimiento y gasolina. Además, estos trabajadores se encontraban en inminente riesgo  por desarrollar su actividad a altas horas de la noche; todo para poder sortear los gastos señalados. Ahora, además, nuestros hermanos taxistas tienen que luchar con una competencia desmedida que los pescó de sorpresa a todos ellos con la llegada de UBER.

Nos queda claro que este modelo de negocio le partió la madre a los taxistas, quienes  (muchos de ellos con el pie en el cuello) decidieron unirse al enemigo. Pero, ¿Uber será realmente un negociazo como nos platican todos nuestros amigos UBERBELIVERS???? Analicémoslo juntos partiendo de los siguientes puntos:

  1. Uber pide que los autos de su flota sean de cuatro puertas, modelos 2008 en adelante y que cuenten con aire acondicionado para mayor comodidad de los clientes y evitar que las ventanas estén abiertas, coche que, claro, tú pones.
  2. Uber cobra una comisión del 25% a los que denomina “sus socios” por viaje, sin hablar del nuevo modelo UberPool que no viene más que a beneficiar al usuario y, claro, a los dueños de Uber.
  3. Uber no asume ninguna responsabilidad sobre los pasajeros y, lo peor, sobre el chofer (su socio). No te da IMSS con el argumento de que no eres su trabajador sino “SU SOCIO” y, por ende, tú tienes que pagar el seguro del coche y si te enfermas costear tu atención médica y obviamente la de tu familia también.
  4. Uber no se hace responsable de la depreciación de tu vehículo, ni por el desgaste de las llantas de tu coche, ni por el gasto de mantenimiento del mismo como afinación y una interminable lista de etc., etc., etc. Eres su socio, pero para lo que le conviene.

uber-principal-regulacion

El periódico el Economista, el 21 de Noviembre del 2015, explica en esta tablita los márgenes de utilidad que te deja ser “SOCIO UBER”:

Así es, menos de $10 por viaje. Considerando que el salario mínimo vigente en Monterrey es de $73.4 aproximadamente, esto es una burla a un trabajo honrado.

Hay muchos aspectos muy extensos que falta considerar, como el impacto ambiental que trae tener tantos autos en las calles, pero con los puntos que hemos aquí explicado hay que dejar algo en claro: a UBER, como a cualquier empresa dirigida por ambiciosos burgueses, no les interesa que nosotros, la clase trabajadora, recibamos lo justo por nuestro trabajo. Que quede claro: EN EL CAPITALISMO NO EXISTEN LAS JUSTAS OPORTUNIDADES PARA LA CLASE TRABAJADORA. Organízate, infórmate y lucha.

La indiferencia nos hace cómplices.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Manifiesto, Sin categoría, Textos, Unión Obrera y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s