¿Por qué apoyar a los maestros?

13465971_1102627143138347_1040112485996325268_nPor Abel. A estas alturas muchos quisiéramos pensar que debería ser fácil comprender las razones de los maestros para protestar. Ya se ha hablado mucho de la mal llamada “Reforma educativa”. Opiniones encontradas respecto a ella. Unos dicen que los maestros son todos, o la mayoría unos flojos mal preparados, revoltosos, privilegiados, etc., etc. Otros los apoyan bajo el argumento de que les están quitando sus derechos laborales (lo cual es cierto) y que deben defenderlos, y un tercer grupo no sabe al respecto y no puede/quiere dar una opinión sino que prefiere mantenerse sentado en la banqueta. Pero ¿dónde están estos tres grupos en esta época de abusos, saqueos, crimen, “reformas estructurales”, genocidios y corrupción?… en internet, en el mejor de los casos. Atrás de una computadora jugando al intelectual sin llevar esa “actividad social crítica” a la calle y/o con las masas. Aprovechando y disfrutando su posición en la “clase media”, orgullosos de sus títulos que los tienen como asalariados “estudiados” que no sufren las vejaciones que otros sí. Los que rechazan las propuestas de los maestros pareciera que prefieren atacarlos y señalar todas y cada una de sus faltas como si todos los demás gremios de profesionistas en este país donde impera la cultura de la corrupción, nepotismo, del “chingas o te chingan”, del “ay como salga”, del soborno, fueran todos ciudadanos honorables y geniales en sus profesiones, que se han ganado sus puestos de trabajo en una justa y verdadera competencia laboral. Como si a ellos no les afectaran las otras reformas, que también despojan al pueblo de derechos, mientras los gobiernos de los tres niveles siguen concediendo privilegios a los grandes empresarios, a la clase política tan corrupta y asquerosa y al narco (si es que no son lo mismo). Parece que prefieren estar del lado de los políticos criminales que, junto con la complicidad de un pueblo apático y que ignora información vital acerca de su sociedad, tienen al país como está.

Definitivamente que el pueblo no es tonto ni ciego, pero parece que seguimos hundidos en esa mentalidad del cangrejo y de la división social. Los maestros nos están poniendo el ejemplo, aunque suene ya muy cantada esa frase, de lo que es la organización social. El resto del pueblo ignora información acerca de la resistencia social (además de muchas otras cosas más), tiene miedo, y le gusta hacer lo que le dicen… casi siempre. Hay dos bandos en esta lucha por la verdadera libertad en México: clase política y empresarios (corruptos y criminales) y el pueblo trabajador. Recuerda bien compañero trabajador, no hay, o al menos no figuran, en ningún partido político, candidato “independiente” o instancias de gobierno, verdaderos representantes del pueblo trabajador. La gran mayoría de ellos son clase política adinerada, o empresarios organizándose por sus intereses.

Apoyemos al magisterio en su lucha y empecemos a inyectarle a este país la cultura de la organización social, de la resistencia civil pacífica, del conocimiento para entender las causas de la miseria y desigualdad. No hay de otra.

Anuncios

Acerca de kommy

El presente blog de “El Manual” es una extensión en línea de fanzine El Manual, que se hace, produce y publica en la escena de HardCore Punk de Monterrey, Nuevo León, México.
Esta entrada fue publicada en Textos, Unión Obrera y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s