México estancado

monsi 1Por Iván. Estancarse: no poder fluir; permanecer en el mismo sitio. No poder resolver una situación que impide el paso a otra cosa.

Cuando, en nuestras vidas, no podemos superar un problema grave, este permanece ahí, como guardado. Sus consecuencias surgen en el momento menos esperado. Una situación vivida nos lleva a aquella que permanece como una herida abierta y el infierno se reabre.

Al igual que para madurar intelectualmente hace falta llenar algunos vacíos en nuestra formación, para madurar emocionalmente hace falta resolver conflictos emocionales que nos atan al pasado y a la imposibilidad de que la vida continúe.

A una sociedad le ocurre igual: necesita superar los problemas que la atan a un estado de cosas que es necesario trascender.

En México se perciben claramente los vacíos. El vacío espiritual que traen consigo las terribles condiciones de explotación que padecemos. El vacío de autoridad por autoridades corruptas, genocidas, desprestigiadas. El vacío cultural ocasionado por un sistema educativo centrado en la generación de mano de obra barata. El terrible vacío que genera la falta de justicia.

Porque nuestro país se encuentra estancado en muchos aspectos, pero especialmente en el tema de la justicia.

¿Cómo se puede construir una patria sobre el cimiento de la impunidad? ¿Cómo creer en instituciones que permiten que el humilde sea pisoteado, encarcelado, perseguido, asesinado?

Cientos de mujeres asesinadas en Ciudad Juárez por el simple hecho de ser mujeres y de ser trabajadoras; ataques y acoso constante contra los pueblos que se han atrevido a marcar un alto a los abusos del gobierno; despojo a los pueblos indios, como los recientes contra la tribu Yaqui; miles de desaparecidos-asesinados por la “guerra” contra el crimen organizado; matanzas históricas que siguen impunes, como las del 2 de octubre, Acteal y Aguas Blancas; La represión inhumana en Atenco, o contra los mineros en Taxco y Cananea; Primer lugar de América en periodistas agredidos y muertos; etcétera, etcétera.

A la interminable lista de agravios contra el pueblo de México se suman los ocurridos en 2014: los crímenes de Tlatlaya e Iguala.

Los 43 normalistas de la Normal de Ayotzinapa continúan desaparecidos. Ya hace un año que sus padres recorren el país denunciando los hechos, poniendo en evidencia la complicidad del Estado mexicano, apelando a la empatía de la gente humilde de nuestro país. Y nada; La grotesca indiferencia de nuestras autoridades ha quedado más que evidenciada.

Y la indiferencia del pueblo…

Y es que el capitalismo torna a los pueblos tolerantes a la injusticia; esta es su condición de subsistencia. Es un sistema cimentado en la injusticia.

Pero los crímenes no se superan sin justicia. Todo esto se acumula en la memoria colectiva. Todo esto hace crecer nuestra sensación de que nuestro gobierno es el enemigo.

El descontento se va acumulando en silencio. Conforme la patria, la justicia, se estancan por los crímenes de Estado no resueltos, más mexicanos van comprendiendo que la justicia no llegará en las condiciones actuales.

No llegará en las condiciones actuales.

El país se estanca.

Círculo vicioso: violencia-impunidad-violencia.

Pero cuando la violencia se ha alimentado tanto que el Estado ya no puede sostener su peso, esta puede inclinarse, por su propio peso, hacia el lado contrario. Entonces los diques pueden romperse y lo estancado fluir.

Nadie perdona que le maten a un hijo. Nadie que le quiten el pan o la tierra.

La situación del gobierno se tornará insostenible. Pero a sus amos parece no preocuparles demasiado.

Mientras, la economía, la educación, la democracia, siguen en su habitual estancamiento.

47 años después, México entero es un Tlatelolco.

Anuncios

Acerca de kommy

El presente blog de “El Manual” es una extensión en línea de fanzine El Manual, que se hace, produce y publica en la escena de HardCore Punk de Monterrey, Nuevo León, México.
Esta entrada fue publicada en Textos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s